Iglesia Adventista del Séptimo Día – Institucional

Orientaciones de la iglesia adventista del séptimo día sobre el regreso a los cultos presenciales y énfasis de acción

Orientaciones de la iglesia adventista del séptimo día sobre el regreso a los cultos presenciales y énfasis de acción

Ante la posibilidad de apertura de los templos para cultos presenciales, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica orienta que el regreso a las actividades religiosas ocurra de forma progresiva, con responsabilidad y prudencia. Por eso, en cada región, los administradores deberán realizar análisis de escenarios, riesgos e impactos sociales, observando las determinaciones gubernamentales y las orientaciones del estudio jurídico institucional. La decisión sobre el reinicio de las reuniones será divulgada por las Asociaciones/Misiones correspondientes, considerando las recomendaciones de este documento.


Regreso a los cultos presenciales

  1. Templos
    1. Cumplir los cuidados sanitarios relacionados a la pandemia en todos los ambientes del templo, especialmente donde hay mayor circulación de personas.
    2. Mantener buena ventilación en todos los ambientes, antes y durante la permanencia de los miembros, y no permitir el acceso al templo luego de que el culto haya finalizado.
    3. Ofrecer cultos en diferentes horarios para distribuir los participantes y evitar aglomeraciones.
    4. Realizar la higienización de las áreas comunes del templo entre las reuniones.
    5. Analizar, con prudencia, el mejor momento para retomar las actividades que tengan lugar fuera de los horarios regulares de culto (Grupos Pequeños, reuniones de clubes, ensayos, etc.)
  2. Cultos
    1. Presentar el video especial con la bienvenida y las orientaciones sobre medidas preventivas en el templo durante este periodo. Disponible en: adventistas.org/cultospresenciales
    2. Seguir las orientaciones normativas del distanciamiento social en todos los cultos o reuniones.
    3. Adoptar las orientaciones sanitarias locales en cuanto al uso de máscara.
    4. Evitar saludos que incluyan contacto físico.
    5. Recomendar que las personas dentro del grupo de riesgo o que tengan síntomas del COVID-19 participen del culto de forma virtual.
    6. Adaptar la liturgia del culto y de la Escuela Sabática, optimizando el tiempo de la programación, sin comprometer el estudio de la Biblia.
    7. Intensificar los cuidados con los niños en sus diferentes actividades, especialmente en los momentos de Adoración Infantil, y evaluar la necesidad de mantenerlos con sus familias durante la Escuela Sabática.
    8. Mantener activos los canales de comunicación de la iglesia en los medios virtuales.
  3. Pastores
    1. Iniciar un proceso gradual de transición de la atención virtual a la presencial, respetando las orientaciones de prevención.
    2. Organizar un plan progresivo de visitas a los miembros de iglesia, priorizando a las personas más necesitadas y manteniendo la atención virtual a los infectados y a los que pertenecen a los grupos de riesgo.
    3. Dar atención especial a las personas interesadas y a las que están decididas por el bautismo.
    4. Implementar proyectos de solidaridad, atendiendo a las familias en situación de vulnerabilidad.
    5. Adoptar las debidas precauciones de salud al realizar visitas, bautismos y cenas del Señor.
  4. Asociaciones y Misiones
    1. Realizar campañas especiales con la participación de los líderes de las iglesias locales, concientizando a los miembros sobre la importancia de la adoración en comunidad.
    2. Priorizar el reinicio específico de las actividades en las iglesias locales y evaluar el momento adecuado para retomar los eventos del distrito y del Campo.
    3. Involucrar a los directores de departamento del Campo, dentro de lo posible, en el apoyo a los distritos en los que los pastores son parte del grupo de riesgo y que continuarán trabajando de forma remota.
    4. Organizar equipos de profesionales de la salud de las iglesias locales para que ayuden y orienten a los miembros con respecto a los cuidados con la salud física y emocional.

Énfasis de Acción – “Una Voz de Esperanza”

Durante el reinicio de los cultos presenciales, la Iglesia identificará sus acciones internas y externas con el lema “Una Voz de Esperanza”, para transmitir un mensaje bíblico y profético positivo en el contexto pos-crisis y para fortalecer el discipulado, de acuerdo con los énfasis mencionados abajo. La propuesta detallada y los materiales de apoyo pueden encontrarse en: adventistas.org/unavozdeesperanza

  1. Comunión – Confirmando la esperanza
    1. Promover el estudio de los libros de Daniel y Apocalipsis.
    2. Incentivar la devoción personal y la lectura del libro El gran conflicto.
  1. Relacionamiento – Compartiendo la esperanza
    1. Organizar grupos de profesionales del área de salud emocional para atender gratuitamente a las personas en situación de vulnerabilidad.
    2. Promover la recaudación y entrega de canastas de alimentos, junto con el libro misionero, para ayudar a las familias con más necesidad.
  1. Misión – Multiplicando la esperanza
    1. Capacitar a los miembros de iglesia para dar estudios bíblicos a sus amigos y familiares, enfatizando las profecías del Apocalipsis.
    2. Realizar en la iglesia local una clase bíblica sobre el Apocalipsis y acompañar a los interesados en los estudios de Nuevo Tiempo.
WordPress Lightbox