Iglesia Adventista del Séptimo Día

Políticas de protección de datos

LA INFORMACIÓN AL SERVICIO DE LA MISIÓN

Todo cambio genera dudas y cuestionamientos. Las políticas de protección de datos están en proceso de aplicación en varios países, por diferentes instituciones, y la Iglesia Adventista quiere que usted sepa cómo se relaciona con las informaciones que usted proveyó.
La Iglesia Adventista siempre ha cuidado los datos de sus miembros con mucha seguridad y responsabilidad, y tiene el compromiso de seguir todas las recomendaciones que garantizan la protección de las informaciones que usted compartió.
Por eso, en esta página, conocerá sobre este nuevo proceso y descubrirá cómo aplicar este tema en su iglesia local.
La Iglesia Adventista del Séptimo Día mantiene informaciones de sus miembros de manera segura y responsable, siempre respetando la privacidad de cada uno.
Y con base en esos datos ésta desarrolla estrategias evangelísticas y proyectos para el crecimiento espiritual de todos. Y, para continuar realizando ese trabajo, la iglesia necesita de tu colaboración.
Tu que eres miembro bautizado recibirás un mensaje en tu e-mail. WhatsApp o aplicación 7me solicitando autorización para que tu registro permanezca en el sistema de Secretaría.
Si tu no utilizas esos recursos, ¡no hay problema! Puedes llenar un formulario que está disponible en tu iglesia. Es simple y rápido.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

1. ¿Cómo actúa la Iglesia Adventista del Séptimo Día en relación a las políticas de protección de datos aprobadas en diferentes países?

La Iglesia Adventista del Séptimo Día es una organización responsable y su actuación está basada en el respeto a la ley de Dios y de los hombres. Por esta razón, ya ha adoptado, hace algunos años, medidas para garantizar el cuidado, protección y seguridad en los bancos de datos de sus miembros contra cualquier uso inapropiado e ilegal. 
La organización adventista votó, por medio de su Junta Directiva, un documento de Política de Privacidad de Datos, que explica en detalle sobre cómo obtienen, tratan, utilizan, comparten y descartan los datos proporcionados por las personas por medio de sitios, servicios y sistemas
Además, la Iglesia posee una política de acceso, uso y divulgación de los datos que controla para la definición de procedimientos, en caso de investigaciones y publicaciones. *Con la aprobación de leyes específicas en cuanto a este tema, en varios países de Europa y en algunos del territorio sudamericano, la Iglesia Adventista se anticipa y hace ajustes y adecuaciones necesarias, a fin de responder a lo que exigen.
De manera general, estas políticas han sido creadas para asegurar la protección a la privacidad de los datos, la transparencia, la estandarización de las normas, la seguridad jurídica, entre otros objetivos. Esta es una preocupación compartida por los adventistas.

2. ¿Es cierto que la Iglesia mantiene datos de los miembros? ¿Por qué lo hace?

La Iglesia Adventista del Séptimo Día posee un sistema mundial de registro de los miembros, llamado ACMS (Adventist Church Management System). La plataforma es utilizada por la secretaría en las congregaciones locales y sedes administrativas adventistas en varias partes del mundo. Los datos almacenados en este sistema fueron informados por los propios miembros y son actualizados periódicamente conforme a la necesidad. 
La Iglesia, de acuerdo con su política de privacidad, se compromete oficialmente a no alquilar o vender datos personales. El compartirlos también está restringido y no ocurre a menos que tenga autorización específica para actuar de esa manera. O en circunstancias específicas previstas en su política de privacidad: compartirlos con otras instancias de la Iglesia (por ejemplo, asociaciones, uniones, Asociación General), transferencia de miembros del ACMS, reorganización de responsabilidad, lucha contra el fraude y crímenes, e incluso compartir información personal con autoridades gubernamentales cuando fuera requerido de acuerdo con la ley aplicable. 

3. ¿Para qué sirve esta concesión de consentimiento?

La concesión de consentimiento es un documento que permite la autorización del tratamiento de datos de las personas. La Iglesia está enviando esta solicitud en conformidad con su política de privacidad de datos. El consentimiento se refiere a datos que las mismas personas ya han informado y están bajo el control de la Iglesia en sus bancos de datos. 
 

4. ¿Y si quiero modificar o borrar mis datos?

Los datos de los miembros de iglesia, de manera general, siempre pueden ser actualizados. Según la política de privacidad de datos aprobada por la organización, es posible corregir o eliminar la información proporcionada, siempre que se respeten las hipótesis de preservación de los datos. 
La Iglesia, por lo tanto, resalta que la ausencia de cierta información en sus bases de datos podrá hacer imposible la respuesta a algunos comentarios, solicitudes o alguna otra actividad que sea esperada por el usuario. 
Es importante resaltar el permiso que la ley da a una organización de, a fin de establecer un vínculo con las personas, mantener algunos datos considerados esenciales. Estos no pueden ser eliminados. 

5. ¿Por qué la Iglesia necesita los datos de los miembros?

Los datos que la Iglesia Adventista almacena sirven para realizar, con mayor eficacia, sus proyectos y programas de evangelismo, al mismo tiempo que hace posible ofrecer una mejor atención pastoral a sus miembros. Además de eso, una base de datos sólida y actualizada permite dimensionar de forma adecuada para que la Iglesia pueda comunicarse con sus miembros de forma clara y eficiente. Los datos confiables ayudan a la organización adventista a avanzar con más seguridad y, de esta forma, ser más precisa en su trabajo de predicación del evangelio. 

6. ¿Hay algún tipo de sanción para quien no da el consentimiento del uso de datos?

No existe ninguna responsabilidad administrativa para quien no da su consentimiento. No hay amparo legal para que la Iglesia Adventista u otra organización pueda aplicar sanciones a alguna persona que se encuadre en ese tipo de situación. 

7. ¿Quién es responsable por el almacenamiento de estos datos?

La responsabilidad es de la secretaria, tanto en las congregaciones, que son las que reciben la información de los miembros y la ingresan en el ACMS, como en las sedes administrativas de la Iglesia Adventista. 

8. ¿Puede la Iglesia usar mis datos para investigaciones?

Los datos proporcionados pueden ser utilizados por la Iglesia para informes estadísticos y para la planificación de estrategias que favorezcan el desarrollo de talentos y de la vida espiritual de sus miembros. Además de eso, pueden ser empleados para la preparación de materiales específicos de apoyo al ministerio personal de cada uno de ellos en actividades misioneras, como la producción de contenido específico enfocado hacia quien desea dar estudios bíblicos o realizar visitas a personas en hospitales y presidios, por ejemplo. 

9. ¿Cuál es el criterio para compartir datos con las autoridades?

La información es compartida con autoridades públicas o privadas solo en casos de lucha contra fraudes, crímenes o abusos que lleguen al conocimiento de la Iglesia Adventista. También ocurre cuando es relevante para impedir que tales prácticas continúen ocurriendo. También podrá ser cedida cuando se soliciten para investigaciones por sospecha de violación de la ley. Sin embargo, solo estarán disponibles luego de la aprobación de la Junta Directiva de la Iglesia Adventista en la región correspondiente, y nunca por una única persona. 

10. ¿Cómo puedo tener la seguridad de que el formulario de consentimiento que recibí fue enviado realmente por la Iglesia Adventista?

Además del formulario físico que está a disposición en cada templo, la Iglesia Adventista enviará la solicitud de consentimiento solamente por tres canales digitales: 
Aplicación 7Me: Al entrar en el sistema, usted verá un mensaje de solicitud de consentimiento. En caso de que no esté registrado en el 7ME puede descargarlo de la sección de aplicaciones de su teléfono y seguir las orientaciones de uso. 
E-mail: La Iglesia Adventista enviará un e-mail con la solicitud de consentimiento a los miembros que estén registrados en el Sistema ACMS. Antes de dar su consentimiento, asegúrese de que el remitente del e-mail tenga la dirección noreply@acmsnet.org. Si fuera diferente, exclúyalo.   
WhatsApp: El mensaje de solicitud puede llegar también a su WhatsApp. Este es exclusivo para cada miembro y será enviado solo por su pastor o por la secretaria de su iglesia local. Por lo tanto, si lo recibe de otro contacto, no lo responda. 
 
Para garantizar tu participación, revisa tus datos actualizados consultando a la secretaria de tu iglesia o por 7me.
WordPress Video Lightbox