Ministerio del Niño

Un rincón especial para la familia

Hijos en Casa

En tiempo de Coronavírus la rutina familiar ha cambiado para la mayoría de las personas. Es importante tener ayuda profesional y de padres especialistas que saben cómo es tener a los “hijos en casa”. Muchas escuelas, parques y lugares públicos han sido cerrados por tiempo indefinido. Inclusive varias iglesias están brindando servicios online de clases infantiles y cultos. Para ayudar a las familias, reunimos algunos recursos e ideas para padres e hijos. Juntamos en este espacio virtual información, reflexiones, historias, música, actividades, cultura, juegos, links ,consejos y otros materiales. ¡Comparte!

Existen momentos en la vida que uno no espera, y muchas veces nos sentimos impotentes. La situación es desafiante. Especialmente para las familias que tienen hijos pequeños en casa. Pero quiero reflexionar contigo sobre la fuerza que tenemos en periodos de crisis, cuando confiamos en Dios, y compartimos ideas; cada uno ayudando da mejor manera posible. Cuán saludable es permanecer llenos de esperanza en familia, trabajando y orando los unos por los otros.

Existen momentos en la vida que ni lo imaginamos y nos hacen recordar algún otro momento difícil que ya vivimos. Ten en cuenta que la mayoría de las veces lograste salir de aquello mucho más fuerte de lo que entraste.
Ahora estamos viviendo un tiempo de doble crisis: “una que es el propio virus y la otra la del pánico”, comenta en video la Dra. Margareth Dalcomo, neumonóloga y médica investigadora de FIOCRUZ (Fundación Osvaldo Cruz). Y nos dice: “Nosotros no podemos contagiarnos ni con una ni con la otra”

Qué importante es fortalecer la confianza en nuestros días. Además, es un remedio, y como dice el texto a continuación: “Los remedios de Dios son los simples agentes de la naturaleza… como el aire puro y el agua, el aseo y la debida alimentación, la pureza en la vida y una firme confianza en Dios”. TI5, p. 443

Lo que tenemos que hacer en este momento es incrementar las prácticas de higiene, hábitos saludables, alimentación simple y natural, conforme a lo que dice la escritora Elena de White en su libro Temperancia, p, 159: “Cuánto más sencilla y natural sea nuestra vida, tanto más seremos capaces de resistir epidemias y enfermedades. Si nuestros hábitos son buenos y el organismos no se debilita… este nos proporcionará los estímulos que necesitamos”

También debemos buscar orientaciones de los órganos oficiales del gobierno y canales confiables, cumplir con las recomendaciones médicas de aislamiento, permanecer en casa y aprovechar estos momentos en familia realizando actividades creativas.

Según la Dra. Claudia Feitosa “hasta ahora estábamos todo el tiempo en contacto físico, social, y conectados al celular, luego vino este virus e hizo que la gente cambie su comportamiento y haga uso de su celular, es decir necesitamos estar más alejados físicamente, pero unidos por la tecnología”. Esta es una epidemia diferente a las anteriores. Ya tenemos informaciones relevantes y sabemos que lo más importante es seguir las orientaciones, especialmente la de evitar aglomeraciones de personas.

Vamos a aprovechar para convivir con nuestros seres queridos. Esto puede ser un momento muy saludable para la familia. Dedica tiempo orando con tus hijos, por la situación mundial, por los enfermos y por los profesionales de salud que están aún más expuestos. Comparte mensajes de esperanza por las redes sociales.

Me gustó mucho leer lo que dijo una desconocida ciudadana de Italia, viviendo en unos de los centros de la pandemia.

“Esta es una situación extraña, que nos lleva a repensar algunas cosas. En esta hora, tener un lindo auto, una cartera cara, ropa a la moda, ¿Para qué sirve todo eso? No tendríamos como usarlo o a quien mostrárselo. La única cosa importante es la salud, que se la pedimos a Dios. Hemos gastado tiempo yendo atrás de cosas que no sirven para nada.
Ahora estamos en casa, inventamos juegos, almuerzos y cenas que se tornan largas y llenos de charlas. Reímos y lloramos juntos, y nos cuidamos el uno al otro. Nadie tiene para donde ir o cosas para hacer. ¡La falta de tiempo acabó!
A pesar de todo el Sr. Coronavirus nos hizo un gran favor. Nos libró de la arrogancia, porque percibimos que no somos nada y que no tenemos control de la vida. Nos mostró nuestra vulnerabilidad, y nos llevó de vuelta a DIOS y a la FAMILIA.
Y por fin percibimos la “prisión individual” del día a día, por la “falta de tiempo”.
De cierta forma nos liberó. Nos dejó libres para tener miedo, para sentir impotencia, y dejar de correr atrás de cosas superfluas… al final, la única lección de casa es tratar de no enfermarse.
Haciendo un balance general, el Sr. Coronavirus puede hasta matarnos, ¡pero realmente nos enseñó a VIVIR”.

Aprovecha para sacar lo mejor de esta situación. Vive de manera más equilibrada. Y recuerda que Dios y la familia son lo más importante. Y que estamos bajo su protección. El nos dijo: … “Mío eres tú… Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo… Yo soy el Señor tu Dios, tu Salvador… No temas porque yo estoy contigo” Isaías 43:1-5.
Aprovecha este tiempo para estar más cerca de Él, de Su Palabra y de tus seres queridos.

 
Glaucia Clara Korkischko
Directora del Ministerio del Niño
Y Ministerio de los Adolescente DAS

Página del Ministerio del Niño y del Adolescente


https://www.adventistas.org/es/adolescentes/

Blog
https://www.adventistas.org/es/ninos/blog/

Feliz 7 Play Kids
https://www.feliz7play.com/es/category/infantil/

Grupo Do Mi Fe

Roller Peps

El regalo de Nick

Aventura Musical

Serie -10

Animal Encounters

Como la Brújula al Polo

Lecciones

Juveniles (Bolivia)

Juveniles (Chile)

Rincón de Arte (Nuevo Tiempo oficial)

El poder de la esperanza

ACES-Lectura Infantil (solo para venta)
https://editorialaces.com/Product/Search?idCategory=246

WordPress Lightbox