Ministerio del Niño

Salvados de la tormenta

el-angel-del-senor_salmo-34v7

Texto bíblico: “El ángel del Señor acampa alrededor de quienes lo veneran, y los defiende”. Salmo 34:7.Descarga las actividades para este sábado!

Objetivo: Mostrar cómo Dios cuidó de Elena y de sus amigos durante un viaje en barco al inicio de su ministerio.
Recursos utilizados: Dos baldes de plástico, sonido de truenos y tormenta.

Introducción: ¿Recuerdan por lo menos dos historias de la Biblia que hablan de un barco que casi se hundió cuando tuvo que enfrentar una tormenta muy fuerte? Ah, sí. La historia de Jonás habla de una gran tormenta. Hay otra historia cuando Jesús estaba con los discípulos en un barco de pesca y comenzó una terrible tormenta. En la Biblia también hay otras historias que hablan de tormentas y de cómo Dios cuidó de sus hijos para que no les sucediera ningún mal. ¿Ustedes sabían que Elena también enfrentó un gran peligro dentro de un barquito? Escuchemos la historia de hoy.

Historia: Hacía poco tiempo que Elena Harmon había sido llamada para ser mensajera de Dios. Muchos creían en ella, pero otros tenían dudas. Hubo un muchacho llamado Heman Gurney que quería saber si Elena era realmente una persona elegida por Dios. Él trabajaba como herrero y fue a visitar a la
familia de Elena. El padre de Elena, Robert Harmon recibió muy bien al joven y él pudo oír la experiencia de Elena de su propia boca. Quedó muy impresionado. También conversó con los vecinos y amigos de la familia de Elena y todos le hablaron muy bien de ellos. Heman estaba convencido de que Dios había llamado a la señorita Elena para ser su mensajera.

Entonces, un día, Heman invitó a Elena y a dos amigas más para ir a una pequeña isla a hablar de Jesús a las familias que vivían allí. Elena estaba enferma, pero se puso bien después de las oraciones de sus amigos. Y ella supo que debía ir. Entraron en un barco pequeño y comenzaron el viaje cantando algunos de sus himnos favoritos.

Pero, de repente, el cielo comenzó a oscurecerse y una tormenta fuerte alcanzó al barquito. El joven hacía lo que podía para mantener el barco a salvo. Las mujeres comenzaron a sacar el agua de dentro del barco con baldes. (Tomar los baldes y pedir ayuda a alguien de la iglesia). Ellos necesitaban un milagro.
Entonces, ¿saben lo que hizo Elena? (Arrodillarse mientras habla) Se arrodilló en el fondo del barco y oró para que Dios los salvara. Y Dios le dijo a Elena que todo saldría bien. Ella sintió que sería más fácil que se seque toda el agua del océano antes que algo malo le sucediera, porque ella solo estaba comenzando el trabajo que Dios le había confiado. ¡Qué lindo! Y todo salió bien. La tempestad pasó, y ellos hicieron el trabajo de Dios en esa isla.

Llamado: Cuando decidimos servir a Dios, pueden aparecer muchos problemas para tratar impedir que hagamos lo que él nos pide. Pero no debemos desistir. Dios envía a sus ángeles para proteger y cuidar de los que lo sirven. Que Dios nos bendiga a todos y que siempre confiemos en sus promesas.
Baje el libreto completo!

WordPress Lightbox