Ministerio del Niño

Un caballo llamado Charlie

Texto bíblico: “El justo cuida la vida de su bestia, pero las entrañas del impío son crueles”. Proverbios 12:10. Descarga las actividades para este sábado!

Objetivo: Mostrar que Dios dirigía a Elena de White también en las situaciones comunes de cada día.
Recursos utilizados: Láminas de carros, diligencia y de tres caballos diferentes. Uno debe ser manchado, de pelo castaño. Una bolsita con monedas para representar 175 dólares.

Introducción: Estamos acostumbrados a pensar que Dios solo revelaba cosas grandes y poderosas a Elena de White. Pero, ¿sabían ustedes que la Sra. Elena de White llegó a ser una amiga tan especial de Dios que a ella le gustaba preguntarle sobre cosas sencillas que debía hacer o decidir? La historia
de hoy es sobre una elección que Jaime y Elena debían hacer y de cómo Dios les mostró cuál era la mejor opción.

Historia: En el tiempo cuando Elena y Jaime White vivieron no había autos como los que tenemos hoy. En esa época las personas usaban carros, carretas o diligencias, que eran como carruajes antiguos. En estas ilustraciones pueden ver cómo eran (Mostrar las láminas). Muchas veces Elena y Jaime tenían que viajar por muchos lugares en ese medio de transporte. Pero ellos no tenían su propio carro. A veces, algún vecino o alguien de la iglesia, les prestaba el carro y un caballo para que pudieran viajar.

Pero un día, algunas personas resolvieron ayudar a los White a comprar su propio caballo y un carro para que pudieran viajar cuando lo necesitaran. Consiguieron juntar 175 dólares (mostrar la bolsita de dinero) y dejaron que Elena y Jaime eligieran el caballo que quisieran. Elegir un caballo podría parecer algo sin importancia, algo muy sencillo, pero saben lo que hizo Elena. Ella oró a Dios y le pidió que los ayudara a elegir. Dios le mostró que un granjero ofrecía tres caballos para que eligieran uno. Le mostró que debía elegir el caballo manchado, de pelo castaño, llamado Charlie. El ángel había dicho en la visión de la noche: “Ese es el caballo apropiado para ustedes”.

Al día siguiente sucedió exactamente como Dios lo había mostrado. Cuando Elena vio a Charlie, ella sabía que ese era el caballo que Dios había elegido para ellos. Charlie sirvió a la familia White por muchos años. Elena amaba los animales y apreciaba especialmente el caballo Charlie. Ella lo trataba muy bien, y permitía que se detuviera a comer las manzanas de los árboles a lo largo del camino.

Llamado: Podemos pensar que Dios no está interesado en ayudarnos a resolver cosas sencillas de nuestra vida diaria, pero eso no es verdad. Él siente placer en ayudarnos a hacer elecciones y a tomar decisiones. Y lo mejor de todo, siempre que pedimos que él nos ayude, él nos dará lo mejor. Así como
fue con Elena en la elección de su querido caballo Charlie.

Baje el libreto completo!

WordPress Lightbox