Ministerio del Niño

¿Maestra o ángel?

habla-con-sabiduria_Proverbios21v36

Texto bíblico: “Abre su boca con sabiduría, y su lengua enseña con bondad”. Proverbios 31:26. Descarga las actividades para este sábado!

Objetivo: Mostrar que debemos tratar a las personas con bondad, porque son preciosas para Dios.
Recursos utilizados: Sombrero en forma de cono con la inscripción “burra”.

Introducción: Seguramente ustedes ya deben haber escuchado hablar de bullying. Es una palabra inglesa que describe la actitud equivocada de una persona para ofender, maltratar y perjudicar a otra. Puede suceder por medio de palabras o de violencia física. A pesar de que bullying es una palabra nueva para nosotros, la actitud equivocada existe hace mucho tiempo. Sucedió por ejemplo con una niña llamada Alma Baker, mucho tiempo atrás. Pero su historia nos enseña lecciones importantes. Escuchen la historia.

Historia: Alma Baker era una niña muy tímida. Le gustaba aprender, pero decidió que no quería ir más a la escuela. ¿Saben por qué? Porque el maestro la llamaba la pequeña Alma de burra. “Eres realmente muy burrita”, le decía. Y Alma se sentía cada vez más triste. Le tenía tanto miedo a ese maestro que no
podía aprender.

Un día, el maestro se puso tan furioso que ella no consiguió deletrear ni una palabra, porque le dijo que le haría un sombrero de burro, parecido a este aquí (mostrar el sombrero) para que ella lo usara durante la clase. Alma tenía tanto miedo que se enfermó. Tuvo una fiebre tan alta que no pudo continuar
asistiendo a la escuela. Ella delirando repetía: “¡Burra, burra!” El problema fue que no le contó a nadie lo que le pasaba.

Cuando mejoró, Alma no quiso volver a la escuela. Dijo que prefería quedar en casa ayudando a cuidar su hermanita recién nacida. Solo después de un tiempo contó la verdadera razón por la cual no quería ir a la escuela. La madre de Alma se sintió angustiada, pero su abuela le dio la buena noticia de
que ese maestro había sido demitido de la escuela, y en su lugar había una joven muy bondadosa. Alma se sintió muy feliz y deseó volver a la escuela a pesar de haber aceptado que realmente era una burra.

Pero, cuando conoció a la señorita Gould, todo cambió. La maestra le ayudó a Alma a aprender a leer y le hizo entender que era una niña muy inteligente. Cuando aprendió a leer, Alma descubrió un mundo nuevo. Ella comenzó a leer los textos escritos por los pioneros de la Iglesia Adventista y de la Sra.
de White. Y un día, cuando ya fue adulta llegó a ser la primera maestra en dar estudios bíblicos a sus alumnos, en los Estados Unidos.

Alma fue una maestra excelente, tanto que fue profesora de maestros. Recibió la invitación para enseñar a los maestros cristianos cómo dar clases. Y todo porque alguien creyó en ella y la trató con amor y respeto. Alma decía que la señorita Gould no había sido solo una maestra, fue un ángel enviado por Dios.

Llamado: Esta historia nos enseña por lo menos dos lecciones: La primera es que nadie, no importa quién sea o qué posición ocupe debe tratar mal a otras personas. Y la otra lección es que Dios sabe nuestro valor y coloca personas especiales en nuestra vida para ayudarnos a ser buenos alumnos, buenos
hijos y buenos ciudadanos. Recuerden que debemos tratar bien a todas las personas y hacer por ellas lo que Jesús haría. Y si ven que alguien está siendo maltratado, cuéntenselo a un adulto y pidan ayuda. Dios ama a sus hijos y quiere verlos siempre felices.

Baje el libreto completo!

WordPress Lightbox