Ministerio de la Mujer

Las hijas de Zelofehad

hijas-de-Dios_6hijas-de-zelofehadeY las hijas de Zelofehad, hijo de Hefer, hijo de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés, de las familias de Manasés, hijo de José, los nombres de las cuales eran Maala, y Noa, y Hogla, y Milca, y Tirsa, llegaron. Y se presentaron delante de Moisés, y delante del sacerdote Eleazar, y delante de los príncipes, y de toda la congregación, a la puerta del tabernáculo de la congregación, y dijeron: “Nuestro padre murió en el desierto, el cual no estuvo en la junta que se reunió contra Jehová en la compañía de Coré: sino que en su pecado murió, y no tuvo hijos. ¿Por qué será quitado el nombre de nuestro padre de entre su familia, por no haber tenido hijo? Danos heredad entre los hermanos de nuestro padre.” Números 27: 1-4

Todas nosotras pasamos alguna vez por la situación de que alguien nos dice que las cosas no pueden cambiar, que nuestra voz no es importante, que debemos quedarnos calmadas y aceptar las cosas como son.

Y si son injusticias, nuestra responsabilidad es hablar siguiendo algunos concejos.
Primero, cuando estás en una situación aparentemente imposible, confía en Dios. Él siempre está del lado de la justicia. Segundo, no tengas miedo de hablar. Finalmente, únete a tus hermanas.
Busca amor, apoyo y oraciones en quienes se preocupan por ti. Busca el apoyo y el cariño de las hermanas que Dios te concedió.
Tal vez, un mensaje de Dios sea que la mujer que tiene valor para levantarse y hablar será escuchada y recordada.

Y la historia termina con un cambio fantástico, en las leyes de la herencia para aquélla época.

  • “Y Moisés llevó su causa delante de Jehová. Y Jehová respondió a Moisés, diciendo: Bien dicen las hijas de Zelofehad; les darás la posesión de una heredad entre los hermanos de su padre, y traspasarás la heredad de su padre a ellas. Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cuando alguno muriere sin hijos, traspasaréis su herencia a su hija.Si no tuviere hija, daréis su herencia a sus hermanos;y si no tuviere hermanos, daréis su herencia a los hermanos de su padre. Y si su padre no tuviere hermanos, daréis su herencia a su pariente más cercano de su linaje, y de éste será; y para los hijos de Israel esto será por estatuto de derecho, como Jehová mandó a Moisés.” (Números 27:5-11).

“Y las hijas de Zelofehad,… los nombres de las cuales eran Maala, y Noa, y Hogla, y Milca, y Tirsa, llegaron” (Números 26:36).

Fuente: Daughters of Grace, Trudy J. Morgan-Cole.

WordPress Image Lightbox Plugin