La Última Esperanza

Temas: La Última Esperanza

Sábado 23 — Esperanza en la angustia (Lucas 23:39-43)

En el Calvario, había dos cruces más además de la de Jesús. Los dos hombres que también enfrentaban la crucifixión allí eran ladrones y formaban parte de una banda muy peligrosa de la cual Barrabás era el líder. En una cruz, un hombre moría en el pecado, en la otra, un hombre moría al pecado y, en la cruz del medio, Jesús moría por los pecados de toda la humanidad. Uno de esos ladrones, en el último instante, en el momento de mayor angustia, miró a Jesús, le abrió su corazón, recibió la última esperanza y lo aceptó como su salvador personal.

Domingo 24 — Esperanza silenciosa (Lucas 7:11-17)

Imagina una familia feliz. Todo estaba bien, cuando de repente, ¡ocurre una tragedia! El jefe del hogar muere. La viuda ahora centra sus esperanzas en su único hijo. Un día, sin embargo, este único hijo también muere de manera súbita. La madre entró en desesperación. Fue justamente en ese momento difícil que Jesús llegó al pueblo de Naín para visitar a esta mujer que estaba viviendo el momento más complicado de su vida. Incluso en esta hora difícil, la mujer tenía una esperanza silenciosa en su corazón.

Lunes 25 — Esperanza y alivio en el dolor (Mateo 8)

La lepra era una de las peores enfermedades, tal vez la más temida en los tiempos de Cristo. Hubo un hombre al que le diagnosticaron esta terrible enfermedad, conocida como “el dedo de Dios” o “castigo divino”, y perdió la convivencia con la familia, fue expulsado de la iglesia, y sus amigos se alejaron de él. Cuando todo parecía perdido, cuando no había más fuerzas, el hombre escuchó que Jesús estaría muy cerca del valle de los leprosos. Esa noticia alimentó la última esperanza en su corazón. Este hombre tuvo un encuentro con Jesús que le trajo esperanza y alivio en el momento de dolor y fue completamente curado.

Martes 26 — Esperanza y restauración (Juan 5)

Este hombre vivía como paralítico hacía 38 años. Su vida era una derrota. ¡Prácticamente era un mendigo! Un día, Jesús se le acercó y, en un rápido diálogo alimentó la esperanza en su corazón. Jesús le dio una orden que restauraría su vida física y espiritual para siempre: “levántate y anda”.

Miércoles 27 — Esperanza y vida (Lucas 15)

Tres historias, tres milagros, una esperanza. La oveja que estaba perdida, la dracma que se extravió en la casa, y el hijo que estaba lejos del hogar, viviendo en el más profundo abismo, en el lodo de este mundo. El amor de Jesús los alcanzó, y les dio alegría, esperanza y vida plena a los tres.

Jueves 28 — Esperanza y perdón (Salmo 51)

Un rey bendecido, un hombre próspero, pero que tenía el corazón débil. Una codicia, un deseo, una mirada. Un momento de placer, un hijo, una mentira, un asesinato. Una visita, un mensaje, un arrepentimiento, una oración, una confesión…Todo eso lo llevó a la experiencia de esperanza y perdón completos.

Viernes 29 — Esperanza y gracia (Amós 8:11-12)

¿Este mundo está perdido o salvo? ¿Quién maneja al planeta, Dios o el Diablo? Cuando usted mira a la manera en la que gobiernan los políticos, cuando ve tanta corrupción, ¿será que se puede tener esperanza? De acuerdo con la Biblia, todavía hay esperanza y gracia para todos los seres humanos. ¿Usted lo cree? Prepárese para vivir la mayor de todas las emociones.

Sábado 30 — El regreso de Jesús: nuestra última esperanza (Juan 14)

Guerras, terremotos, hambre, miseria, homicidios, violencia, inseguridad, corrupción, dolor, lágrimas, hospitales, cárceles, remedios, drogas, infidelidades y muerte. Tenemos que hacer algunas preguntas: ¿Será que llegará el fin del mundo? ¿Se desatará una tercera guerra mundial? ¿O será que Jesús volverá en las nubes del cielo?
¿Tenemos motivos para tener fe? ¿Será que aún tenemos una Última Esperanza?

Pastor Luís Gonçalves
Evangelismo DSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Video Lightbox