Comunicación

Visión de la comunicación adventista

En junio del 2005, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, a nivel mundial, delineó una propuesta con algunas directrices comunicacionales. En términos de orientación más amplia, el documento mundial prevé que temáticas como la esperanza de un mundo mejor y el bienestar integral del ser humano son puntos principales para sus acciones dirigidas tanto a públicos internos como externos.

Otro punto importante mencionado en ese documento es la preocupación de la iglesia, en el ámbito mundial, con la percepción de imagen. En la sección sobre responsabilidades prácticas de la denominación, hay un ítem que trata específicamente de la importancia de “mejorar la percepción pública de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y sus miembros” (Comunication Strategy Commission, 2005).

Ya en la realidad sudamericana se decidió producir, a partir de los aportes de más de 200 profesionales y gestores involucrados con la actividad, reunidos en el mes de abril de 2014 en Brasilia, un documento que enfatizara básicamente la filosofía propia de la comunicación adventista, el consecuente impacto en el cumplimiento de su misión, el papel de los medios de comunicación mantenidos y las relaciones entre los diferentes profesionales.

Para la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica, la comunicación es una estrategia directamente relacionada con su misión y con el esfuerzo de alcanzar a sus públicos en un contexto de predicación del evangelio y a todas las personas, teniendo en cuenta sus especificidades.

“Teniendo como base la declaración de misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que busca la evangelización de todos los pueblos, se entiende que la proclamación del triple mensaje angélico no debe limitarse a los avances territoriales, sino contemplar el alcance internacional de todos los grupos humanos” (Documento sobre Comunicación Adventista, 2014).

En ese contexto, al concebir estrategias de comunicación para el público interno y externo, la iglesia necesita adoptar abordajes segmentados. Eso significa: (1) Utilizar metodologías adecuadas para identificar los públicos que la denominación pretende alcanzar. (2) Adaptar el abordaje a las respectivas necesidades de cada segmento. (3) Evaluar el impacto de esas acciones, para entonces juzgar si mantiene, descarta o redirije esas iniciativas.

Fidelidad a los principios

Una premisa fundamental de la comunicación adventista es su compromiso innegociable e inmutable con la fidelidad a los principios, creencias y doctrinas que componen la identidad de la organización. El Documento sobre Comunicación Adventista de 2014, dice que “la segmentación de la comunicación adventista no representa” “cambio de principios”. El documento prosigue: “Creemos que el evangelio eterno responde a las necesidades de todas las personas, en cualquier tiempo y lugar. Por lo tanto, es necesario contextualizar el abordaje sin comprometer la integridad del mensaje. Creemos también que los métodos humanos pueden facilitar y potenciar el avance de la misión; sin embargo, son limitados y no pueden ni deben sustituir la dirección del Espíritu Santo en este proceso”.

Así, sin comprometer el mensaje, la comunicación adventista resalta su preocupación de mantenerse en sintonía con tecnologías nuevas, recursos nuevos, metodologías nuevas a ser utilizadas para comunicar con eficiencia y eficacia el mensaje a los diferentes públicos. Su historia, inclusive, comprueba una actitud de vanguardia en el uso de medios de comunicación y estrategias comunicacionales. Los límites de la contextualización en cuanto al uso de recursos de la comunicación están justamente en los principios defendidos hace más de medio siglo.

Los comunicadores adventistas

El término comunicador es bastante amplio. Hay una doble comprensión sobre el concepto de la palabra: puede referirse solo al profesional con formación específica en alguna área relacionada a la comunicación o a cualquier persona que participa de un proceso comunicacional.

En el siglo XIX, cuando la Iglesia Adventista vivía sus comienzos, en los Estados Unidos, los editores y escritores figuraban como los principales profesionales de comunicación en actividad. Las primeras orientaciones de la iglesia con respecto a los comunicadores tenían en cuenta solo esas dos actividades. Esa realidad, sin embargo, cambió. De acuerdo al libro de Reglamentos Eclesiástico-Administrativos de la iglesia, “hay muchas formas de “medios” que están disponibles hoy para la iglesia, y el departamento de Comunicación tiene el compromiso de usar todos esos recursos para transmitir al mundo las buenas nuevas de la salvación” (Reglamentos Eclesiástico-Administrativos, 2019).

Hoy, los comunicadores adventistas pueden ser considerados directores de departamentos de la División, Uniones y Asociaciones/Misiones (muchos, con formación prioritaria en Teología, pero que hacen la gestión de área en una determinada región administrativa), como también los profesionales con titulación académica o técnica específicas, como los analistas de Web, diseñadores, editores de texto y de video, periodistas, locutores, publicitarios, profesionales de marketing, operadores de audio y relaciones públicas, entre otros.

Y también se encuadran en esa perspectiva más amplia los directores de área en las congregaciones locales. Muchos, aun sin una formación académica específica, desempeñan actividades totalmente relacionadas a la comunicación con públicos de interés de las iglesias.

Todos ellos necesitan de parámetros para desempeñar sus actividades con responsabilidad y seguridad.

Propósitos de los principios editoriales

Estos principios editoriales fueron producidos para:

1.Servir de referencia y consulta en relación a la manera como los diferentes

asuntos de interés comunicacional deben ser tratados y conducidos en las diferentes plataformas mediáticas en que actúan los adventistas.

  1. Orientar sobre comportamiento ético y postura de los que actúan profesionalmente en organizaciones adventistas ante diferentes asuntos y abordajes.
  2. Reafirmar la posición adventista sobre diferentes temáticas con la posibilidad de divulgación en las plataformas de comunicación de la iglesia.

 

Bibliografía

Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. (2005). Communication Strategy Commission – Report. Disponible en: <tiny.cc/k58odz>.

 

División Sudamericana de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. (2014). Documento sobre Comunicación Adventista. Disponible en: <tiny.cc/k58odz>.

 

Iglesia Adventista del Séptimo Día. (2019). Reglamentos Eclesiástico-Administrativos. FC 05, p. 379.

WordPress Lightbox Plugin