Libertad Religiosa

Embajador de la Iglesia

embajador

La necesidad de defensores de la libertad religiosa en cada nivel organizativo de nuestra iglesia, llamados “Embajadores de la Iglesia”, es una prioridad. Así como sucede con todas las minorías religiosas, muchas veces, somos víctimas de prejuicios cuando las autoridades o el público en general no saben quiénes somos. De tanto en tanto intentamos compensarlo organizando eventos públicos, pero los mismos no son apropiados si no hay contacto frecuente con las personas o si no se establecen relaciones. Infelizmente, el precio que pagamos por esa negligencia, muchas veces, es demasiado caro.

La iglesia debería tener personas que puedan representarla al público en todos los niveles de la sociedad: desde la cámara municipal hasta el senado y el congreso, con el intendente del pequeño municipio o ciudad hasta el presidente del país. ¿Será que estamos preparados para esa tarea? La respuesta es “sí”. En cada iglesia, asociación, unión y división alguien fue designado como responsable de esa misión: el Director del departamento de Deberes Cívicos y Libertad Religiosa (DCLR). No hay necesidad para crear una estructura nueva, pero hay sí una urgencia para reforzar lo que tenemos o deberíamos tener en cada iglesia: un director de DCLR. Él o ella será “Embajador de la Iglesia” que trabaja al lado del presidente de la entidad de la iglesia o con el pastor de la iglesia, aconsejándolo y dando informaciones sobre la relación con las autoridades. Ese embajador será parte de la red mundial de directores de DCLR.

Es imprescindible proveer a nuestras iglesias de “Embajadores de la Iglesia” talentosos y comprometidos. Ellos serán la imagen de la Iglesia en la vida pública de la ciudad, región, estado, provincia y país. Hay muchos miembros de iglesia que tienen conocimiento y experiencia en la vida pública y que estarían dispuestos a servir en esa posición. Debemos encontrarlos y prepararlos.
¿Cómo los prepararemos? ¿Será que tenemos recursos para ayudar a los que están dispuestos a servir pero necesitan consejos, orientación e información? Este manual, titulado Embajador de la Iglesia, llega como respuesta exacta a este problema. De lectura fácil, con muchas experiencias y algunos principios, será el manual básico para el “Embajador de la Iglesia”. Los lectores aprenderán principios de la diplomacia adventista, sobre cómo organizar un evento y cómo atender autoridades. Oro para que sea leído, no solo por directores de DCLR, sino también por pastores, administradores y todos los que son llamados para representar a la Iglesia en el ámbito público. ¡Todos ellos son “Embajadores de la Iglesia”!
El Señor nos llama a cada uno a un trabajo especial. El apóstol Pablo indica en 2ª Corintios 5:20 “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios exhortase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”.

El Señor nos llama para este trabajo especial como “embajadores de Cristo” al reconciliar a las personas con el Rey del Universo.
¡Qué increíble tarea y responsabilidad se nos ha confiado por la gracia de Jesús! Es mi deseo ferviente que en un futuro cercano la Iglesia sea representada ante las autoridades por miembros dedicados que respondan al llamado. Necesitamos “Embajadores de la Iglesia” que honren la Iglesia, que la representen y hagan que nuestros miembros se sientan orgullosos de ser parte de ella. El ejército de “Embajadores de la Iglesia” serán embajadores del reino venidero de Dios, porque en verdad, ¡Jesús vendrá pronto!

Ted N. C. Wilson
Presidente
Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

Descarga el Manual Completo de Libertad Religiosa

Haz clic aquí: http://downloads.adventistas.org/es/editoria/publicaciones/manual-de-libertad-religiosa-embajador-de-la-iglesia/

 

WordPress Lightbox