Iglesia Adventista del Séptimo Día – Institucional

Resolución sobre la Santa Biblia

Como delegados ante el Congreso Mundial de la Asociación General 2015 en San Antonio, Texas, afirmamos nuestro compromiso con la autoridad de la Biblia como la revelación infalible de Dios y de su voluntad. En ellas Dios reveló su plan para redimir al mundo por medio de la encarnación, vida, muerte, resurrección, ascensión y mediación de Jesucristo. Como registro confiable de los actos de Dios en la historia desde la creación hasta la nueva creación y formuladas con instrucciones doctrinales y éticas, las Escrituras dan forma la experiencia intelectual y práctica de los creyentes.

Reconocemos que las Escrituras ofrecen una perspectiva divina para evaluar los desafíos intelectuales y éticos del mundo contemporáneo. Dadas las redefiniciones de las instituciones que Dios dio, como el matrimonio, por ejemplo, el compromiso con la revelación escrita de Dios continúa siendo más necesario que nunca. Solo la cosmovisión bíblica de un Dios amoroso que lucha por redimir a la creación del pecado y el mal provee a los creyentes un marco coherente para comprender la realidad y obedecer la ley de Dios.

Reafirmamos que en medio de la desesperanza y el relativismo del mundo contemporáneo, la Biblia presenta un mensaje de esperanza y certeza que trasciende el tiempo y la cultura. La Biblia da la certeza de que en Jesús nuestros pecados han sido perdonados y la muerte ha sido derrotada. Las Escrituras también anuncian que Él regresará pronto para poner fin al pecado y para recrear el mundo. Mientras esperamos la consumación de todas las cosas, la Biblia nos llama a vivir una vida santa y a convertirnos en heraldos del evangelio eterno, aprovechando toda oportunidad y medio para anunciar las buenas nuevas de palabra y de hecho.

Dada la importancia de las Escrituras, los beneficios de su estudio para la Iglesia, y los desafíos presentados por el mundo contemporáneo, los delegados ante el Congreso Mundial en asamblea llaman a todos los creyentes adventistas del séptimo día a leer y estudiar la Biblia diariamente y con oración. Además, debido a los desafíos especiales que enfrentan los nuevos conversos y los jóvenes, instamos a cada creyente a buscar maneras de compartir la Biblia con estos grupos de manera especial y a fomentar su confianza en la autoridad de las Escrituras. También instamos a los pastores y a los predicadores a que basen sus sermones en el texto bíblico y a que hagan de cada sermón una ocasión para defender la autoridad y la relevancia de la palabra de Dios.

Mostremos la belleza, el amor y la gracia de nuestro Señor Jesucristo revelados en las Escrituras. Pensemos y actuemos de acuerdo con la esperanza bíblica del pronto regreso de Jesús, nuestro Señor.
WordPress Lightbox