Iglesia Adventista del Séptimo Día

Desmond Doss: El soldado de paz

Conoce la mente del adventista que venció la guerra sin utilizar armas

Los Motivos de Desmond Doss

Origen de la paz

Origen de la paz

El mundo fue creado por Dios en siete días con una paz absoluta. Mas adelante, Jesuscristo, uno con Dios, vino como hombre para promover la paz entre Dios y los hombres, y por ese propósito murió.
Actualmente, el Espíritu Santo es quién persuade al hombre de sus pecados y del ministério de Jesus. Juntos, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo forman una Trinidad.

Amenza contra la paz

Amenza contra la paz

La paz del Universo fue interrumpida cuando Satanás declaró la guerra contra Dios. Desde el pecado de Adán y Eva, la humanidad se volvió protagonista de ese gran conflicto cósmico. Desde 1844, la participación de cada persona en este Gran Conflicto ha sido evaluada. No obstante, la muerte de Jesús en la cruz fue la intercesión que El realizó en favor de los que en El creen y nos da la esperanza de que la paz será restablecida nuevamente.

La paz: El punto de partida

La paz: El punto de partida

La guerra está unida al pecado. Desde que el hombre nace es un ser pecador. Sin embargo, existe una posibilidad para recomenzar, por medio del compromiso con Jesús. La demostración pública de este nuevo comienzo es realizada por medio del bautismo, un símbolo de unión con Cristo y el deseo de seguirlo.

Tratado de paz

Tratado de paz

Dios es justo, santo, compasivo y sostenedor de la paz absoluta. Su carácter es revelado por medio de los diez mandamientos, un verdadero tratado sobre la paz. La vida de Jesucristo fue un ejemplo perfecto de conducta por haber observado esas orientaciones. Verdaderos principios fundamentales en las relaciones humanas.

Futuro de paz

Futuro de paz

La resurrección de Jesús evidencia la certeza de que un día aquellos que creyeron en El también vencerán a la muerte. Esto sucederá cuando Cristo vuelva a la tierra para llevar al cielo a sus seguidores, donde vivirán por un milenio. Después de ese período, Jesús volverá al mundo para exterminar el pecado para siempre. Este será el último capítulo del Gran Conflicto. Entonces la Tierra y la humanidad serán restauradas y así volverá a haber completa paz.

Día de paz

Día de paz

Dios le dio al hombre el privilegio de disfrutar el sábado como día santo. No sólo se trata de un día de descanso de trabajo y de preocupaciones de este mundo, sino de una demostración previa de cómo serán todos los días, cuando la paz completa sea restablecida por el propio Dios.

Los cristianos y la Guerra

La guerra es un fenómeno social derivado del pecado. Desde el primer pecado de Adán y Eva en el Jardín del Edén, la humanidad estuvo siempre en guerra, o bajo la amenaza de guerra: “Pondré enemistad entre tu (satanás) y la mujer“ (Génesis 3:15). Ante esta realidad, los cristianos deben promover siempre la paz y la reconciliación, con el objetivo de poner fin a la guerra.

La guerra siempre será perjudicial. Nunca habrá una guerra justa. Existen algunos intentos de definir condiciones correctas bajo las cuales los cristianos participen de la guerra, pero eso son sólo apenas tradiciones de guerra. Cuando las leyes civiles obliguen a un Cristiano a participar de una guerra, el tendría que determinar su participación en el conflicto, teniendo siempre en cuenta su lealtad a Dios. La iglesia, a la vez, debe orientar a los miembros y apoyarlos si se rehusasen a participar de conflictos armados.

Por ser fruto del pecado, la guerra existirá en el contexto humano siempre que haya pecado. Es decir, la completa paz mundial es una utopía. Solamente Dios puede acabar con las guerras para siempre.

Lee el texto completo y entérate en cuales condiciones sería correcto que los cristianos participen de guerras:

Nuestros soldados de paz

Además de Desmond Doss, otros militares adventistas contribuyeron y aún contribuyen con la paz. Ellos son ejemplo de compromiso cristiano y de representar los buenos valores.

Vilmar Gargalhone Corrêa

Vilmar Gargalhone Corrêa Mayor - Brigada Aeronáutica

Con más de 40 años de carrera, Vilmar es el adventista en alcanzar el puesto más alto en las fuerza armadas en toda la historia. Actualmente, el es director de Intendencia de la Fuerza Aérea Brasilera y responsable por un área estratégica de salarios, entre otras actividades administrativas. En el trabajo, ha sido reconocido por su honestidad y carácter cristiano.


Sergio Marques

Sergio Marques Capitán del Ejército

Sergio se hizo adventista después de haber iniciado la carrera militar. Aún así, el capitán del ejército fue firme a los principios bíblicos cuando su conciencia religiosa entro en conflicto con el ejército. El llegó a estar preso por 5 días al no participar de un desfile el 7 de setiembre porque caía en sábado. Otra experiencia marcada fue cuando Sergio actuó en la operación de paz en Haití. El estaba en el país cuando sucedió el terremoto que devastó la isla en 2010


José Ribamar Rodrigues Júnior

José Ribamar Rodrigues Júnior Capitán de Mar y Guerra de la Marina

José tiene el mayor grado de oficial superior en la Marina Brasilera. Entre las experiencia vividas a lo largo de su carrera, pasó 2 años en una embarcación. El carácter cristiano que el tiene fue reconocido por medio de la medalla de buenos servicios prestados a la Marina de Brasil.
Actualmente el Capitán de Mar y Guerra ejerce la función de jefe de departamento de recursos humanos en el centro tecnológico de Marina en SP.


Max Torkelsen

Max Torkelsen Ex Médico del Ejército Americano

Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército americano convocó al médico adventista Max Torkelsen. El sirvió a las tropas americanas en Alemania, donde atendió a innumerables combatientes americanos, salvando inclusive la vida de muchos de ellos.
Después de la guerra, el médico dedicó su vida a la iglesia adventista, llegando a ocupar el cargo de Vice-Presidente de la denominación en la década de 1980. Falleció en el año 2012 en su casa en Portland, Estados Unidos.


Dios y la guerra

En la Biblia, leemos sobre innumerables guerras de los israelitas, pueblo escogido por Dios. Algunas batallas fueron ganadas debido a la intervención divina. ¿Cuál es la relación entre Dios y la guerra?

Las guerra de Israel no tenían fines religiosos. Dios nunca mandó exterminar un pueblo por causa de su religión

Dr. Rodrigo Silva

Dr. Rodrigo Silva

Rodrigo Silva es doctor en Teología Biblica, con post doctorado en arqueología bíblica. Es graduado en teoogía, filosofía y profesor en Teología Histórica.


Lee la entrevista

Israel siempre debería buscar la paz antes de sitiar la ciudad

Pr. Edson Nunes

Pr. Edson Nunes

Edson Nunes es profesor en estudios judaicos para la USP, teólogo y professor de Hebreo y Antiguo Testamento en el Centro Universitario Adventista de San Pablo.


Lee la entrevista
Contenido

Lucas Rocha
Jhenifer Costa
Késia Andrade

Colaboración

Grupo de Pesquisa Excelsior! (Unasp)

Diseño

Rodrigo Palheiro

Videos

Fábio Lui

WordPress Video Lightbox